Cunas de bebé

Cunas de bebé | Protectores, colchas y Sábanas | Colchones de cuna

Como elegir la cuna de bebé

Equipar el cuarto del niño despierta mucha ilusión a sus padres. En la lista de artículos necesarios se suele incluir una mecedora, una estantería, un cambiador, unos cuantos osos de peluche, una cómoda y por supuesto-la cuna bebé.

En el mercado hay una gran cantidad de modelos disponibles y con facilidad hallarás una que se ajuste a tus gustos y presupuesto. Pero lo más importante, es que sea segura para el infante. La cuna bebé debe estar elaborada con materiales resistentes y de alta calidad. La madera y el hierro forjado son los más empleados, por su durabilidad.

Una cuna de madera es clásica. Si es natural o con acabado rústico lucirá genial. Pero hay unos diseños modernos, que se elaboran con madera lacada, que son una maravilla. Si eliges una de esas, debes comprobar que la pintura no sea tóxica. Y lo mismo aplica para el hierro. Las de este material aportan a la estancia un aire de nostalgia, muy encantador. Combinan con una decoración vintage.

Ventajas de las cunas de bebé

Aunque algunos padres prefieran el colecho para dormir con el bebé, lo mejor siempre será que el recién nacido cuente con una cuna. La seguridad que nos da es única. Con sus barandillas altas evita que el bebé caiga si gira o se levanta.

Cuando el pequeño aún no puede darse vuelta o desplazarse, puede permanecer quieto en una cama sin protección. Pero esta situación cambiará muy pronto, por lo que es aconsejable un protector de cuna. Por más que se coloquen almohadas o cojines a los lados, el peligro está latente. Los padres no podrán estar atentos todo el tiempo, vigilando. Además, en los primeros meses de vida son muchas las horas de sueño que tiene el bebé, y es preciso darle un espacio confortable, especialmente para él.

Así sea para que solo la use durante el día, o cuando sus padres estén ocupados, es un alivio contar con una cuna bebé. Se sentirán más libres y seguros de dejar al chico solo en una habitación. O si lo prefieren, pueden colocar la cuna en el dormitorio matrimonial. Podrán cuidarlo, pero con el resguardo y satisfacción que le da al bebé el contar con un área de descanso independiente.

Tipos de cuna de bebé

Existen varios tipos de cuna bebé, suelen ocupar más espacio pero si no es problema es buena elección a la hora de comprar una cuna ya que tendrá mayor espacio y comodidad durante meses. Sus medidas son principalmente dos: cuna estandar con medidas 60x120 cm y cuna cama con medidas 70x140 cm.

La mejor opción si hay poco espacio en la habitación de los padres que quieren vigilar de cerca a sus peques es las minicuna y el moisés. Son de tamaño reducido, pueden ser plegables y hasta poseer ruedas para facilitar su movilidad. Si requieres trabajar en el salón, por ejemplo, podrás trasportar con facilidad la cuna hasta esa área, y gozar de la tranquilidad de tener al bebé a tu lado.

Las cunas colecho son otra alternativa. Tienen uno de sus laterales abatibles y el colchón se ajusta a la altura de la cama de los padres. Se acopla a uno de sus lados y de esta manera se convierte en una extensión de la cama principal. Son ideales para la noche, pues facilitan la lactancia materna.

Las cunas tradicionales suelen ser más grandes y fijas. Funcionan como una cama especial para los chicos. Las más modernas tienen un lado abatible, un colchón que puede ajustarse a varias alturas e incluso un cambiador incorporado.

Usos de las cunas de bebé

Según sea el modelo, las cunas de bebé pueden cumplir diversas funciones adicionales. Cada vez se van incorporando elementos que permiten emplearlas como sitio de aseo o como lugar de entretenimiento, por ejemplo. Algunas vienen equipadas con música y coloridos móviles, para divertir y estimular al bebé.

También encontrarás diseños que vienen dotados con un sistema de vibración. Esto hace que la cuna se mueva suavemente y calme al bebé. Similares cualidades tienen las cunas balancín, en las que podrás mecer al pequeño como si estuviese en un columpio.

Una vez que se elija la cuna adecuada y requerida, se debe verificar la calidad del colchón. Posiblemente prefieras optar por uno ergonómico u ortopédico. Los colchones de cuna suelen tener un tamaño estándar, pero pueden mandar a fabricarse a medida si así lo necesitas. Lo importante es que sean firmes, pero no duros, para que el bebé no se hunda al acostarse.

Hay que evitar los colchones con resortes, pues resultan peligrosos para los chicos. El sistema de goma espuma es el más indicado. Igualmente, hay que cuidar que el material no sea tóxico o produzca alergias. Los hay con repelente de ácaros y resistentes a los líquidos.

La elección de la ropa de cuna también es esencial. Conviene optar por textiles naturales, como el algodón. Que sean suaves, antipelusas, hipoalergénicos y que no destiñan.  Recuerda que las sabanas de cuna estarán en contacto directo con la delicada piel del bebé y no deben producir picor, rojeces o brotes.

Dentro de la ropa de cuna también se encuentran accesorios como almohadas, protectores, colchas y cojines. Estos también deben cumplir con los requerimientos mencionados, más allá de su función estética. 

Protectores, sábanas y colchones de cuna:

Vestir la cuna de bebé ya sea de 60x120 cm o de 70x140 cm con protectores o chinchoneras, sábanas bajera, encimera y de almohada, colchas, fundas nórdicas y los colchones para la cuna de bebé no le falte nada en su descanso.

También tenemos más productos que no debe de faltar en la habitación de bebé.

Product added to wishlist

Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios.