MI GRAN AVENTURA

                 ¿En qué momento de tú vida decides que vas a ser madre?. Pues bien, en mi caso tendría unos 4 o 5 años, claro que con esa edad ni mi ciclo biológico ni mi situación personal y laboral me permitía. Hoy en día buscar “el momento adecuado” es fundamental a la hora de embarcarte en la aventura más fantástica de tú vida, en la que serás la protagonista principal, siempre habrá algo que no encaje o que mejorar pero sorprendentemente esté o no organizado o programado ese momento llega. Para mi fue a los 29 años y comprendí que aunque un hijo es el centro de tu vida en verdad todo gira en torno a una MADRE, es en este momento cuando valoras realmente quien es tú madre y entiendes la frase… “Tú no sabes cuánto te quiere tú madre”.

                He sido atrevida y me he montado en el barco tres veces, si tres… en cada uno de estos viajes he aprendido a equivocarme y rectificar, a ganar paciencia y a perderla en un instante, a cambiar las tardes de domingo en el sofá por paseos en el campo, a cambiar las noticias y los deportes por canales infantiles, a largos baños con espuma por cortas y rápidas duchas,…

                Qué decir si tras ver dos líneas en el test de embarazo ya comienzan los miedos, las dudas y te invaden las ilusiones, miedos que se transforman con el tiempo e ilusiones que crecen por segundos. Me gustaría que mi experiencia no sea solo mía por lo que os dejo los pasos que he seguido en cada etapa, por si os sirve de ayuda. 

QUÉ BOLSO ELEGIR

                                                

               En los primeros meses de embarazo necesitaremos una carpeta o libro de nacimiento para llevar organizados todos los resultados de las analíticas y restantes pruebas que nos realizan junto con la cartilla de maternidad que nos resume fecha posible de embarazo, evolución del peso, si tomamos complementos vitamínicos, la tensión,…

                Pasado los dos primeros trimestres nos vamos planteando qué necesitamos llevar en el momento del parto al hospital, pues yo os recomiendo prepara un bolso clínico o maleta para el hospital donde añadiremos principalmente los artículos necesarios para nuestra higiene y confort durante los días que estemos ingresadas, desde el cepillo de dientes hasta las babuchas o la bata. Eso si no debemos olvidar la documentación que tendremos guardada en el libro de nacimiento o porta documentos. Para el bebé podemos añadir unas toallitas, cremas de pañal, set de manicuras, cepillo o peine, colonia, gorro y manoplas, unos pijamitas, una toquilla, un chupete,… todo esto lo podéis guardar en una sección diferente del bolso maternal o clínico o bien ponerlo en otro bolso o en un neceser o vanity.

                A la hora de comprar el bolso siempre nos plantearemos la duda de si la elección es correcta o después no volveré a utilizarlo, en ese caso deberéis preguntaros si el bolso puede colocarse sobre el manillar o si lo usaré en la cesta, si el tamaño es adecuado para el carro que he seleccionado,… sin dejar de lado la estética ya que tenerlo todo al tono o conjuntado nos encanta.

                Hoy en día los bolsos más utilizados son de polipiel o tela plastificada y tenemos a nuestra disposición muchos accesorios para combinar, por ejemplo lo normal es que el bolso clínico sea más grande que el bolso tipo talega, este último es más cuadradito y cuelga del manillar a través de asas pequeñas por lo que la combinación de ambos hacen el equipo ideal a la hora de tener organizado todo lo necesario para salir de casa, de esta forma los artículos que necesitas tener más a mano estarán en la talega o panera y las mudas de ropa, tocas y demás en la cesta dentro del bolso clínico. Puede ocurrir que la cesta del carro que tengamos sea muy pequeña para el tamaño del bolso clínico por lo que en este caso me decantaría por una talega o bolso un poco más grande sin llegar a tener el tamaño del clínico y un vanity donde organizare la higiene o la alimentación del bebé.

                Una vez elegido el bolso nos paramos a ver que accesorio necesito o me será útil, me refiero a: porta chupete, porta biberón y neceser. Pues el neceser viene bien para no llevar las llaves, el teléfono, la cartera y demás artículos nuestros que no deseamos tener mezclados en el bolos del pequeñ@ o bien para llevar un par de pañales, cremas, apiretal, termómetro,… De los dos accesorios restantes, porta chupete y porta biberón, se suele comprar más el primero ya que de esa forma tienes localizado el chupete en todo momento, valiendo incluso como lugar para guardar más de uno. Hay un accesorio que no hemos mencionado y que no nos puede faltar, el cambiado de viaje, al menos debemos tener uno para así evitar colocar al bebé directamente sobre los cambiadores fuera de casa.