MI GRAN AVENTURA 

                Cuando recibimos la noticia de que seremos mamá, comenzamos un curso intensivo donde cada semana aprendemos algo nuevo y experimentamos una mezcla de ilusión y miedo, nos vamos preparando física y mentalmente para el gran día. En la primera etapa cada vez que vamos al baño estamos pendientes si hay sangrado y suspiramos cuando no es así, en la segunda nos centramos en sus movimientos y la frase más sonada es… “¿ya lo sientes? ¿lo notas?“, pero en la última estamos deseando y temiendo de que llegue ese momento en el que tu vida deja de ser totalmente tuya para ser suya, si solo suya. Es significativo que para nosotras este viaje comienza con un test de embarazo positivo pero para los papas estos miedos comienzan en el momento en el que ven la carita de su bebé por primera vez, al menos en mi caso fue así.

                Cada etapa está marcada por una ecografía, una fecha en la agenda que miramos deseosa de que llegue, en la eco de las 12 semanas donde nos confirman de que todo sigue adelante que es cierto que dentro de ti hay vida y que se desarrolla rápidamente; en la eco de las 20 ya sabemos si están todos los órganos desarrollados y si es niña o niño; en las 32 semanas verificamos todo y nos centramos en el peso; a las 38 semanas nos indican como de grande más o menos será al nacer y que ya solo nos queda esperar el momento… Pues bien, mientras las semanas pasan y vamos comprobando que todo es correcto, que se va acercando el momento nos vamos preocupando en arreglar todas las cosas necesarias para cuando tengamos junto a nosotros a nuestro pequeñ@.

¿QUÉ NECESITAMOS PREPARAR PARA CUANDO NAZCA MI BEBÉ?

Una vez que nos indican si es niño o niña lo primero que nos planteamos es elegir el carrito para el bebé y es entonces cuando vemos que el mercado tiene a nuestra disposición mil y una opciones. Pues bien desde mi experiencia no os centréis solo en la estética, buscar el modelo y combinación que más se ajuste a vuestro ritmo de vida y necesidades, sin dejar de lado que os guste. Hay que consideras: que sea fácil y cómodo de plegar; que ocupe poco en el maletero si dispones de poco espacio en este; fácil maniobrabilidad; si la capota de la silla es ampliable;…

Me gustaría aclarar ciertos términos que se usan a la hora de presentaros un carrito de bebé:

-. ¿A que nos referimos cuando decimos TRIO o  3 PIEZAS?, pues a un conjunto de piezas que suele incluir capazo, silla de paseo y grupo 0, en la mayoría de los casos. Las ventajas de los trios es que lo tienes todo por un precio muy aceptable y que todo combina con los mismos tonos y acabados.

-. ¿A que nos referimos cuando decimos DUO o 2 piezas?, en este caso se incluyen chasis capazo y silla de paseo. Al comprar un duo necesitaremos pensar en buscar para la fecha del parto una silla de auto, bien sea un grupo 0, grupo 0 1 o uno que nos incluya todos los grupo, siempre a contra marcha el grupo 0 y grupo 0 1.

Es importante que no solo pensemos en el capazo, que es lo primero q usaremos, centrarnos en las características de la silla es fundamental ya que esta se utiliza mucho más tiempo. En algunos casos las sillas de paseo se usan desde el nacimiento, están homologadas para trasportar al bebé desde que es muy pequeño por lo que la composición del respaldo, el refuerzo de éste y su inclinación es la adecuada para su uso en esa edad.

Una vez que tenemos el carrito de nuestro bebé nos centramos en otras cositas y éstas iremos viéndolas poco a poco.